Guía para encontrar el tamaño perfecto para un texto web

Encuentra el tamaño perfecto para un texto web

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Empecemos con una pregunta: ¿Qué queremos lograr con el texto que tenemos en nuestra página web? ¿Qué función tiene? El texto es el cimiento de lo que queremos comunicar, el eje imprescindible sobre el que gira todo en la web: lo que hacemos, lo que buscamos, nuestros productos, nuestros servicios, en esencia, nuestros textos muestran lo que somos.

¿Cuál debería ser entonces nuestro objetivo en lo que a nuestro texto se refiere?: conseguir que el texto se lea. De nada sirve todo el esfuerzo que hagamos en la web si nuestras palabras no llegan a un lector, que será nuestro futuro cliente, seguidor, amigo con el que busquemos conectar. Debemos conseguir que nuestro mensaje sea recibido de la mejor forma posible.


El contenido es lo que queremos contar y el texto es la estrategia que vamos a utilizar para cumplir nuestros objetivos. Puede parecer sencillo, pero no culminaremos de redactar nuestros textos hasta que logremos expresar la esencia de lo que queremos decir con la menor cantidad de palabras posible.

No se trata solo de tomar decisiones sobre la forma en sí de las palabras ni definir un tamaño para nuestro texto sino cómo se relacionan unos elementos con otros (las letras entre sí, unas palabras con otras, una línea con la anterior y la siguiente, un conjunto de párrafos y el bloque de texto con el resto de elementos que conviven en la página.

 

Información y formatos

Cada empresa debe conocer a fondo al segmento de clientes al que apunta. Es preciso realizar una investigación de mercado y obtener data de los canales tradicionales y digitales. Así podrá definir adecuadamente a su buyer persona y conocerá mejor su personalidad, metas, frustraciones, intereses, medios de información, canales de compra e información sociodemográfica. 

Existen muchas fuentes de tráfico que pueden proporcionar información clave para desarrollar estrategias de marketing digital más efectivas. Una de ellas son las redes sociales, como Facebook, Twitter e Instagram, que entregan insights del cliente a los negocios, a través de sus comentarios, opiniones, valoraciones o publicaciones. 

Además de las redes sociales, existen otros formatos publicitarios que pueden usarse en el embudo de venta para lograr más alcance, consideración, conversión y retención de clientes. En cada etapa de este proceso se cuenta con objetivos distintos. Para cumplirlos, es necesario emplear las fuentes de tráfico adecuadas y medir resultados. Una manera de hacerlo es mediante Google Analytics o herramientas similares. 

Otra fuente importante son los buscadores como Google y Bing, que permiten identificar cómo busca el público objetivo a los negocios de nuestro rubro. Así, la empresa podrá empezar a trabajar para ubicarse en los primeros resultados de las búsquedas. El posicionamiento SEO y SEM permiten aprovechar mejor este canal, pero también es importante que la marca tenga un plan de posicionamiento. 

A partir de toda esta data y de la etapa del embudo de venta en que se encuentre la campaña, podrán elegirse los formatos más adecuados para aplicar las estrategias y tácticas de marketing digital. Según IAB Perú, entre el 2018 y el 2019, los formatos más demandados en el país fueron los social ads, el display y el video. En ese sentido, también es importante entender que cada formato cumple un rol distinto en la estrategia.  

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Boletin informativo

Suscríbete a nuestro boletín y sigue de cerca nuestro contenido. Recibe novedades en base a lo que tenga que ver contigo. Prometemos no enviarle promociones que no le gusten.

    Cada semana publicamos contenido exclusivo sobre diversos temas.